Item(s)
  • Subtotal
  • Gastos de Envío
  • Total

Mantecados de Almendra

28 Nov

Soy muy especial para los mantecados y no todos me gustan, por lo que hace años empecé con mi aventura particular para conseguir los mantecados perfectos.  

Hoy os traigo la receta de mantecados de almendra caseros, que junto con los mantecados de canela, son los preferidos en casa. Pero no os voy a desvelar la receta sin más, también os contaré algunos trucos para que os queden unos mantecados de almendra de diez.

Siguiendo la receta te quedarán unos mantecados de almendra muy finos y delicados al paladar. Anímate a preparar estas navidades 🎄 tus propios mantecados caseros, envuélvelos en su tradicional papel para mantecados y compártelos con familiares y amigos, os quedarán tan ricos y tan bien presentados que se sorprenderán de que los hayáis hecho vosotr@s mismos :)

 

 

Receta Mantecados de Almendra Caseros

 

Ingredientes para hacer 30 mantecados de almendra:Ingredientes para hacer 30 mantecados de almendra:

500 gr. de harina de repostería
250 gr. de manteca de cerdo
250 gr. de azúcar glass
125 gr. de almendra cruda y pelada

Para espolvorear:
Azúcar glass 
Canela molida
 

Cómo hacer mantecados de almendra:

  • Tostamos la harina en una bandeja de horno a 150 grados durante media hora, removiendo de vez en cuando con una espátula para que no se queme. Dejamos enfriar completamente.
  • En una sartén tostamos las almendras durante unos minutos, hasta que veamos que se van dorando  uniformemente sin quemarse. Dejamos enfriar.
  • Trituramos las almendras con un robot o picador, o con el cuchillo, dejándola del tamaño que más nos guste. Podéis incluso molerlas o cortarlas en trocitos para luego encontrarlos en el mantecado. Yo las he dejado en trozos pequeños, pero sin llegar a moler.
  • Batimos bien la manteca de cerdo con el azúcar glass tamizado. Es un paso importantísimo porque nos debe quedar perfectamente integrada la mezcla (si queréis ponerle canela éste será el momento de añadirle canela molida).
  • Una vez que se haya integrado bien vamos añadiendo las almendras y la harina tamizada.

Podemos amasar a mano con una amasadora. Lo importante es dejar la masa bien integrada y blanda. Si la masa queda muy seca luego tendremos problemas con el horneado

  • Extendemos la masa con un rodillo entre dos láminas de papel film dejándola aproximadamente de 1,5 o 2 cm. de grosor.  
  • Y cortamos con un cortapastas redondo de unos 4 cm. Cuando cortemos los primeros volvemos a coger la masa y extender y a cortar de la misma forma, hasta que gastemos la masa completamente. Disponemos sobre una bandeja de horno forrada con papel vegetal. Y llevamos a la nevera una hora aproximadamente para que se enfríen. 

  • Precalentamos el horno a 180 grados durante unos diez minutos antes de introducir los mantecados. El tema del horneado es también muy importante, no debéis olvidaros de ellos durante el horneado, sino ir vigilándonos.

 

Para que el horneado de los mantecados sea perfecto seguiremos estas instrucciones:

- Pondremos la bandeja en la segunda ranura empezando desde abajo. Con ello conseguimos un ligero tostado por la base del mantecado (a mí, personalmente, no me gustan tostados, y los saco aún blanditos del horno para terminar de secarlos al aire)


- Podéis hornearlo, si os gustan tostados, hasta 22 minutos aproximadamente.


- Yo no los tengo más de 18 porque, como os comentaba antes, no me gustan muy tostados.


- En el momento que veáis que se empiezan a rajar los sacáis inmediatamente, eso significará que se estarán tostando en exceso y quedarán con una textura hojaldrada por dentro. Para evitar esto es necesario que la masa esté compacta en el amasado. Quiere decir que el primer batido de azúcar glass con manteca de cerdo es importantísimo para luego poder ligar bien con la harina. Si la masa queda seca nos arriesgamos a que en el horneado se agrieten y no queden bien horneados.


- Si los sacáis a los 18 minutos aproximadamente comprobaréis al tocar que están blanditos, pero no pasa nada, porque dejaremos sobre la bandeja una o dos horas hasta que se sequen y sean fáciles de manipular.

  • Una vez totalmente fríos espolvoreamos una mezcla de azúcar glass y canela, con la ayuda de un colador. 
  • Envolvemos en papeles especiales para mantecados o, en su defecto, con papel de seda.

Espero que con estas pequeñas instrucciones consigáis el punto perfecto para vuestros mantecados de almendra. De todas formas es cuestión de ir probando y veréis que, con el tiempo y práctica, podéis disfrutar de los mejores mantecados caseros que habéis probado nunca.

 

Un abrazo.
Lidia.

Mantecados de Almendra

  • Publicado el28 de Noviembre de 2018
  • Valoraciones Basado en 58 valoraciones
  • ¡Comparte esta receta!
¡Valora esta receta!

Cinco estrellas si te has chupado los dedos

Para esta receta hemos utilizado...
Comentarios sobre esta receta 0 Comentarios
Deja tu comentario
Acepto recibir el Newsletter de My Karamelli