Item(s)
  • Subtotal
  • Gastos de Envío
  • Total

Cómo hacer un Bizcocho Perfecto

21 Ene

En casa lo que más gusta de todo lo que hago y tened por seguro que es mucho, es un buen bizcocho.
Es la estrella de los desayunos y meriendas sin lugar a dudas, pero no solo en mi casa, yo creo que en la casa de muchos de nosotros.

Pero…
Ay amigos
¿Cómo hacer un bizcocho perfecto? Seguir una receta de bizcocho es fácil pero conseguir un buen bizcocho no siempre lo es, generalmente porque desconocemos algunas reglas básicas que yo os voy a intentar explicar aquí para que triunféis en la elaboración de vuestros bizcochos.

La receta de bizcocho que os propongo es la de un bizcocho "todoterreno" que sirva para comer sólo o para rellenarlo y hacer tartas. Es un bizcocho básico esponjoso, el bizcocho de cabecera al que recurrir una y otra vez ya que, siguiendo paso a paso que os indico quedará perfecto y delicioso.

Este bizcocho lo podrás aromatizar con el sabor que quieras por lo que, con los mismos ingredientes, cambiando sólo el sabor, podrás tener muchas versiones de bizcochos dependiendo de tus gustos y, en caso de que hagas tartas, del relleno con el que la vayas a rellenar.

Te aconsejo que para hacer tu mejor bizcocho casero elijas ingredientes y utensilios de calidad, ya que estos te facilitarán el conseguir un bizcocho perfecto y delicioso.

La mayoría de las veces los problemas para que un bizcocho nos quede perfecto vienen porque no sabemos o no tenemos paciencia para crear la estructura del bizcocho y, como consecuencia, luego nos encontramos bizcochos poco esponjosos. La estructura del bizcocho la creamos con el batido de la mantequilla y el azúcar. Este paso es de suma importancia y siempre es preferible, en este paso, excederse con el tiempo de batido que quedarse corto.
Otros problemas vienen derivados porque no mezclamos correctamente los ingredientes, no respetamos los pesos y medidas, batimos cuando debemos mezclar y al revés, porque no conocemos bien nuestro horno y metemos el bizcocho cuando no está lo suficientemente caliente, porque pensamos que esta a 180º cuando a lo mejor tu horno está a 210º, porque nuestro horno se recalienta pasado un tiempo etc

Pero no te preocupes que en estas líneas voy a intentar explicaros todos los tips que harán que vuestros bizcochos queden deliciosos y esponjosos

Primero os pondré la receta de mi bizcocho estrella y luego un montón de trucos y consejos para que vuestros bizcochos sean la envidia del vecindario.

En la receta veréis que he aromatizado el bizcocho con limón, pero podéis hacerlo del sabor que queráis: vainilla, naranja, café, canela... Lo único es que tendréis que sustituir el zumo de limón por leche entera y omitir la ralladura de limón. Lo importante es poner algún aroma (natural o artificial) para aromatizar los bizcochos porque si no sabría demasiado a huevo.

¿Empezamos?
 

Cómo hacer un bizcocho paso a paso: Trucos y consejos para que te quede perfecto

Receta de bizcocho básico esponjoso que siempre sale bien

 

Ingredientes para el bizcocho:Ingredientes para el bizcocho:

4 huevos
170 g de leche entera y 15ml de zumo de limón (para hacer el Buttermilk)
50 g de zumo de limón
Ralladura de dos limones
265 g de harina de repostería
12 g de levadura química (levadura en polvo)
5 g de bicarbonato (una cucharadita)
265 g de azúcar
½ cucharadita de sal
170 g de mantequilla 
 

Elaboración del bizcocho:
  • Tamizamos la harina, la levadura y el bicarbonato. Reservamos hasta el momento de utilizar.

El bicarbonato tiene un buen poder leudante pero puede llegar a dejar cierto sabor en las preparaciones si el carbonato de sodio no se corrige con un ácido (vinagre, leche, limón...). Para bizcochos que no lleven un ácido mejor utilizar sólo levadura química.

  • Preparamos el buttermilk añadiendo los 15 g de limón a la leche y dejando reposar la mezcla 15 minutos.
  • Mientras tamizamos la harina junto con el impulsor químico, el bicarbonato y la sal.
  • Batimos la mantequilla en punto pomada con el azúcar hasta que esté esponjosa y blanquecina.
  • Añadimos los huevos uno a uno, sin añadir el siguiente hasta que el primero esté integrado.
  • Agregamos un tercio de la mezcla de harina tamizada, luego el zumo de limón, otro tercio de la mezcla de harina tamizada, el buttermilk y por ultimo el resto de mezcla de harina, mezclamos a velocidad baja hasta que esté todo integrado.
  • Vertemos en el molde convenientemente engrasado y con el horno previamente precalentado horneamos a 180ºC durante 45 minutos, pasado este tiempo pinchamos con una brocheta y si sale limpia sacamos del horno a una rejilla durante 10 o 15 minutos, después podemos desmoldar y envolvemos con plástico alimentario para atrapar la humedad y que así esté más tierno y jugoso.
  • Ya solo nos queda disfrutar de nuestro delicioso bizcocho en un desayuno o merienda.

Trucos y consejos para hacer un bizcocho perfecto:

Ahora que ya tienes nuestra receta ganadora vamos a desgranar uno a uno los ingredientes y su importancia en la estructura del bizcocho y vamos a intentar resolver los problemas más comunes que suelen ocurrirnos al hacer un bizcocho casero.

El horno

  • Para mi lo primero y fundamental es conocer tu horno como si fuera tu madre, se que habrá algunas risas al leer esto, pero es así. Tu horno te puede avisar de que está precalentado y no ser así. Puede que después de 20 minutos de horno se recaliente y pase a 210º o al revés puede que se baje de temperatura. Esto influirá negativamente en tu bizcocho de manera directa. 
  • Con esto no os digo que tenéis que cambiar tu horno, si no saber como se comporta en todo momento y para ello no es necesario que tengáis una bola de cristal si no un termómetro de horno que os indique la temperatura en todo momento. Y si a pesar de esto no consigues hacerte con tu horno, entonces quizás si que es momento de comprar un horno nuevo…je je je.
  • Hornea a la temperatura adecuada, para un bizcocho será 180º C con aire y 170º sin aire.
  • Si quieres un bizcocho plano porque lo vas a usar para una tarta de capas mejor hornea sin aire. Si quieres un bizcocho que rompa y forme cresta, entonces hornea con aire.
     

Ingredientes

  • Salvo que se indique lo contrario los ingredientes deben estar a temperatura ambiente, el contraste de temperaturas puede hacer que se corte la masa, aunque se suele arreglar cuando añadimos la harina.
  • Como te decía al principio intenta que los ingredientes sean de buena calidad, si utilizas vainilla mejor en pasta que sólo aroma, si utilizas chocolate que sea de buena marca, si café que sea del bueno, y así con todo.

 

Batido de la mantequilla y el azúcar

  • Es muy importante crear la estructura del bizcocho, eso hará que esté mucho más esponjoso. Para ello batiremos bien la mantequilla con el azúcar y bien, significa 4-5 minutos por lo menos, la mezcla debe estar muy esponjosa y haber adquirido un color blanquecino.
  • Si tienes un accesorio tipo KA debes usar la pala para hacerlo, si no tienes puedes usar una batidora de doble varilla para ello. Si nos saltamos este paso y no tenemos algo de paciencia, lo que hacemos es fiar la esponjosidad del bizcocho al impulsor químico o bicarbonato y muchas veces esto no será suficiente y nuestro bizcocho perderá en esponjosidad

 

Incorporación de los huevos

  • Añade los huevos de uno en uno, aquí interviene de nuevo la paciencia, porque la tendencia natural es echarlos de golpe y que la maquina haga el resto, pero si haces esto corres el riesgo de que no se integren bien dentro de la masa y encuentres pegotitos de huevo en el bizcocho, lo cual no es nada agradable.

 

Tamizado e incorporación de los ingredientes secos

  • Para tamizar los ingredientes secos utiliza un bol que sea más ancho que el tamizador para que la harina caiga dentro ya que si cae mucha harina fuera esta luego no estará en la receta y, sin quererlo habremos cambiado las proporciones.
  • Tamiza bien los ingredientes secos, tales como la harina, el impulsor químico, el bicarbonato y la sal, ya que hará que la harina se airee un poco y que se repartan el resto de ingredientes de manera homogénea por la harina y luego por la masa. Lo ideal es tamizar los ingredientes secos dos veces.
  • Incorpora la harina en tandas, nunca lo hagas de golpe ya que es muy probable que no consigas que se integre bien y queden grumos de harina en el bizcocho sin cocer. Si la receta tiene algún líquido, ya sea zumo, leche, nata, buttermilk, añádelos alternando con la harina. Comienza con la harina y termina con ella.
  • Cuando incorpores la harina es el momento de mezclar hasta integrar, sin batir, ya que si bates desarrollarás el gluten de la harina y tu bizcocho acabará lleno de túneles y su textura será gomosa. Si lo haces con una batidora tipo KA hazlo con la pala en la posición 1.

 

Utensilios para hacer el bizcocho

  • Utiliza un buen molde, es primordial ya que de esta manera el horneado será homogéneo y subirá parejo. Además de que desmoldará perfectamente y no sufrirás un microinfarto mientras desmoldas.
  • Usa spray desmoldante, rocía tu molde antes de poner la masa dentro de el, te asegurarás de que desmolda perfectamente, además es muy cómodo y muy útil.
  • Una vez saques el bizcocho del horno, déjalo enfriar sobre una rejilla, pasado unos 10 o 15 minutos desmolda con cuidado de que no se rompa el bizcocho y envuélvelo en plástico alimentario para que la humedad quede atrapada y tu bizcocho sea aún más jugoso.
  • Las rejillas enfriadoras son imprescindibles para permitir la circulación del aire y el enfriamiento unidorme de nuestro bizcocho. si apoyamos directamente el bizcocho sobre una superficie plana la base nos podría quedar humedecida.

Conservación del bizcocho

  • Antes de guardar los bizcochos hay que envolverlos con papel film y luego con papel de aluminio.
  • Los bizcochos los puedes congelar perfectamente en porciones o entero. Es una manera de alagar su vida útil. Para descongelarlos ponlos en el frigorífico sin quitarles el envoltorio hasta que se descongele.
  • También puedes guardarlos en la nevera durante una semana aproximadamente.
  • A temperatura ambiente, de forma general duran 3 o 4 días.

Problemas para conseguir un bizcocho perfecto y cómo solucionarlos

El bizcocho se ha hundido

Puede que la temperatura del horno estuviera muy baja o que nos hayamos quedado cortos (o nos hayamos pasado) con la levadura.

También es posible que aún no estuviera completamente hecho.

El bizcocho tiene barriga

Puede que la temperatura del horno fuera muy elevada o hayamos horneado con el ventilador en lugar de con calor arriba y abajo.

El bizcocho está seco

Puede que la cantidad de harina sea excesiva o la cantidad de líquidos deficiente. También es posible que se haya excedido el tiempo de horneado.

El bizcocho está crudo

Puede que el tiempo de horneado haya sido insuficiente o la cantidad de líquido de la receta sea excesivo.

El bizcocho se baja al sacarlo del horno

Puede ser que el bizcocho no estuviera lo suficientemente hecho por el centro. En ocasiones parece que está horneado, incluso introducimos una brocheta y esta nos sale seca, pero si hemos introducido la brocheta en los laterales del bizcocho puede que esta salga limpia pero el bizcocho no esté cocinado aún ya que los laterales del bizcocho se cuecen antes. 

Lo ideal es introducir la brocheta justo en el centro del bizcocho pero ¡ojo! cuando pinchamos por el centro, si la corteza esta un poco dura o lleva azúcar, la misma corteza limpia la brocheta con al salir dando la falsa impresión de que el bizcocho esta bien cocinado, si ves que la corteza está dura vuelve a introducir el palillo por el mismo agujero para verificar si está hecho.

El bizcocho me ha quedado duro

Puede ser que hayas batido demasiado los ingredientes sólidos con los líquidos y la harina haya desarrollado demasiado gluten.

La masa se ha salido del molde durante el horneado

Seguramente el horno sea demasiado pequeño. Hay que llenar el molde por la mitad (o un pelín más) para permitir que la masa crezca durante el horneado.

Por qué no me ha quedado esponjoso

Puede ser por falta de levadura, por no batir el tiempo suficiente la mantequilla con el azúcar o los huevos con el azúcar (según indique la receta. También puede ser porque a la receta le falte líquido.

 

 

Un abrazo,

Cris

Para esta receta hemos utilizado...
Bicarbonato Sódico Funcakes (100 gr)

Cómo hacer un Bizcocho Perfecto

  • Publicado el21 de Enero de 2021
  • Valoraciones Basado en 356 valoraciones
  • ¡Comparte esta receta!
¡Valora esta receta!

Cinco estrellas si te has chupado los dedos

Comentarios sobre esta receta 4 Comentarios
Maria del mar
Maria del mar Publicado el 26 de Agosto de 2021

Hola! ¿Esta receta de bizcocho valdría para una tarta fondant?

Responder
My Karamelli, <small>en respuesta a: Maria del mar</small>
My Karamelli, en respuesta a: Maria del mar Publicado el 26 de Agosto de 2021

Si, puedes forrar el bizcocho con fondant

Responder
Julia
Julia Publicado el 02 de Marzo de 2021

Hola! Qué buena pinta, lo voy a hacer ahora mismo, pero tengo una duda: Por qué no te ha crecido el centro del bizcocho, como en “montañita” como le suele pasar a los bizcochos? Gracias!

Responder
My Karamelli, <small>en respuesta a: Julia</small>
My Karamelli, en respuesta a: Julia Publicado el 08 de Marzo de 2021

La montañita suele aparecer cuando la temperatura del horno está muy alta.

Un abrazo

Responder
Deja tu comentario
Acepto recibir el Newsletter de My Karamelli