Item(s)
  • Subtotal
  • Gastos de Envío
  • Total

Stands para Donuts

Stands para Donuts

Stands para donuts - Los stands más bonitos para decorar mesas dulces y candy bar

Stand para donuts

 

Preparar donuts es una de las actividades de repostería que siempre nos proporciona mucho entretenimiento, diversión y, ante todo, satisfacción. Principalmente porque el donut es un dulce que siempre se agota por muchas unidades que hagamos: la familia o los invitados acaban con ellos de forma implacable. Por eso es importante que, una vez los hemos preparado, los presentemos de una forma adecuada que esté a la altura del excelente sabor y textura que seguro que le hemos proporcionado al donut.

 

Soportes para donut online

 

Presentar los donuts de una manera adecuada es imprescindible para que estos llamen la atención de las personas que puedan llegar a comérselos. Si bien el donut tiene gran atractivo por sí mismo y no necesita mucha presentación, tenemos que hacer todo lo posible para que la gente los vea desde lejos y no se resista a ir a coger uno y así disfrutar de su dulce sabor.

 

Al exponerlos en un stand para donuts vamos a conseguir ese efecto. Tanto si estamos celebrando una fiesta familiar en casa como si nos encontramos en un evento, el stand para donuts hará que estos resalten y que se conviertan en uno de los dulces más solicitados. Por regla general estos stands colocan los donuts de manera frontal ocupando un espacio individual y permitiendo que a medida que van desapareciendo se vea con claridad que están teniendo éxito. De esta forma, en cuanto unos pocos donuts dejan sus espacios los demás no tardan tampoco en desaparecer por mero efecto dominó.

 

¿Qué tipos de stands para donuts podemos encontrar?

 

El modelo más habitual debido a su funcionalidad es el que presenta los donuts en una posición frontal. Es decir, se colocan como si estuvieran colgados en un expositor y en cuanto alguien coge un donut, como decíamos antes, queda un espacio libre. Estos stands tienen pie para que los podamos colocar cómodamente a una buena altura y disponen de un número de clavijas distinto dependiendo de cada modelo. En cada clavija podemos poner un donut y rellenarlos a medida que se agoten o ir dejando que queden espacios.

 

La cantidad de clavijas cambiará dependiendo del tamaño del stand para donuts. Podéis encontrar versiones de pequeño tamaño con nueve clavijas o versiones de tamaño medio con 16 clavijas. O podemos adquirir un modelo que tiene nada más y nada menos que 42 clavijas, convirtiéndose en un excelente stand para aquellos eventos en los que necesitemos más cantidad de donuts.

 

Además, también hay una preciosa variante de este tipo de stand que se caracteriza porque la estructura tiene forma de arcoíris incluyendo franjas de colores para darle más vida. En este caso el espacio es de 14 clavijas colocadas en una disposición muy original.

 

¿Pero qué otras opciones hay?

A nosotros nos gusta especialmente el soporte para donuts de tres clavijas en posición vertical, el cual cambia radicalmente la propuesta respecto a los stands frontales de los que os hemos hablado. En este caso la presentación es más rústica, puesto que los donuts se apilan unos encima de otros a lo largo de tres pilas en las que se pueden llegar a poner una gran cantidad de unidades.

 

Cada una de las clavijas es de 37 centímetros de alto, por lo que al final la cantidad de donuts que entrarán dependerá del grosor con los que los hayamos preparado. No obstante, la media se encuentra entre los 30 y los 36 donuts, lo que significa que habrá una cantidad más que elevada. Se recomienda que sean donuts con una cobertura sencilla y que no puedan mancharse entre sí, dejando los de superficie de chocolate de color para los stands frontales donde lucirán de una forma más adecuada.

 

¿Dónde podemos usar estos stands para donuts?

 

Cualquier evento puede ser una buena oportunidad para que expongamos los donuts que con tanto cariño preparamos en nuestra cocina. La elección de los glaseados o los complementos y decoraciones que pongamos en los donuts quedará en nuestra mano, pero tenemos que saber que si los ponemos en un stand siempre destacarán y ofrecerán su mejor presentación a los invitados.

 

Podemos usar estos stands en fiestas de cumpleaños que celebremos en nuestra propia casa, en reuniones de empleados de una empresa en las que haya un ambiente distendido, en bautizos, comuniones o en celebraciones de boda. Las posibilidades son enormes por un simple factor: a t