>> Gastos de Envío GRATIS para pedidos superiores a 40 € <<

>> Gastos de Envío GRATIS para pedidos superiores a 40 € <<

Item(s)
  • Subtotal
  • Gastos de Envío
  • Total

Moldes Bundt y Savarín

Moldes Bundt y Savarín

Moldes bundt, savarín y corona para bizcochos

Moldes Bundt y Savarín para bizcochos

A quienes nos gusta preparar pasteles, los moldes de repostería nos dan la vida. Con ellos tenemos la oportunidad de dar forma a todo tipo de recetas e incluso a improvisar con pasteles que de otra manera nunca habríamos podido llegar a preparar. En especial, el molde Savarin o el molde Bund Cake, se encuentran entre los más importantes. Ambos tipos, y muchos más moldes, los podéis encontrar en My Karamelli, pero para que los conozcáis mejor os vamos a hablar sobre ellos a fondo.

Moldes Savarín, una delicia para los sentidos

Cuando hablamos de moldes y, sobre todo, si estamos comenzando a preparar bizcochos y tartas con este tipo de formas especiales, la primera recomendación son los moldes Savarin. Los identificaréis con facilidad debido a que tienen una forma circular y en el centro disponen de un hueco. Suelen estar disponibles en unas medidas de alrededor 26 cm y proporcionan un sistema muy sencillo para que preparemos el bizcocho. Solo hay que colocar la masa en el interior, ponerlo en el horno y al finalizar, cuando lo desmontemos del molde, nos quedará un fantástico bizcocho con ese espacio en el centro.

La mejor forma de aprovechar el centro, porque está claro que no lo vamos a dejar tal cual, es haciendo una bonita presentación con nata montada y frutas. La forma en la que personalicemos el interior del bizcocho Savarin dependerá de nosotros, pero podemos buscar recetas para inspirarnos y descubrir las grandes posibilidades que tiene este tipo de bizcocho. El molde Savarin también recibe el nombre de molde corona debido a su particular aspecto.

Moldes Bundt Cake, la tendencia de moda

Como decimos, los moldes Savarin son una buena forma de comenzar, pero cuando ya nos vamos introduciendo cada vez más en la preparación de bizcochos con diseños originales, lo que haremos será optar por los moldes Bundt Cake.

Su origen se encuentra en los clásicos pasteles gugelhupf, pero tal y como los ha interpretado a lo largo de los años la empresa Nordic Ware. La realidad es que el término “bundt cake” está registrado por esta compañía norteamericana y es la única que tiene la capacidad de utilizarlo. Esto, al mismo tiempo, garantiza el nivel de calidad que esperamos de todos los moldes bundt cake. Su fama comenzó en la década de los 50 y hoy día estos bizcochos son de gran popularidad en todo el mundo, tanto que la marca ha desarrollado todo tipo de formas para que cada vez haya más variedad.

A primera vista podría creerse que los moldes bundt cake no son más que moldes corona, pero lo cierto es que su aspecto no es precisamente similar. La principal particularidad de los bundt cake reside en que su forma es mucho más enrevesada, con espirales internas que llevan a que el aspecto final del bizcocho sea singular y sorprendente al mismo tiempo. Incluso se pueden encontrar modelos que se desmarcan de las espirales típicas para representar otras formas, como corazones o flores.

Los mejores bizcochos con forma de corona

Cuando preparamos bizcochos con este tipo de formas, en especial al llevar a cabo la elaboración de bundt cakes, lo que tenemos que tener en mente es que la cantidad de masa a introducir debe ser solo del 50% del espacio del molde. El motivo de ello es dejar espacio suficiente para que el bizcocho suba. También habrá que asegurarse de que la superficie del molde no tiene ningún resto de masa, puesto que si esto ocurre lo que pasará es que se quemará en el horno y el bizcocho terminará oliendo mal.

Por otro lado, hay que saber que los bizcochos bundt cake se preparan en un periodo de tiempo menor al habitual, de manera que tendremos que estar pendientes para que no se queme. Pero en cuanto le cojamos el truco no tendremos ningún problema en dominar el molde e incluso en sacar provecho a las bandejas de seis unidades de mini-moldes de bundt cake, ideales para preparar raciones individuales de los bizcochos.

Tras la preparación del bizcocho tendréis la oportunidad de decorarlo, de ponerle distintos ingredientes, sabores y mermeladas, entre otras cosas. Con los moldes bundt cake y los moldes corona podéis dar rienda suelta a vuestra imaginación y así preparar unos postres que sorprenderán a todo el mundo.