>> Gastos de Envío GRATIS para pedidos superiores a 40 € <<

>> Gastos de Envío GRATIS para pedidos superiores a 40 € <<

Item(s)
  • Subtotal
  • Gastos de Envío
  • Total

Preparados para Bizcochos y Dulces

Preparados para Bizcochos y Dulces

Mezclas preparadas para bizcochos, galletas, cupcakes... Fáciles y rápidas de preparar

Preparados para bizcochos y dulces

Comenzar en repostería significa hacer nuestros primeros bizcochos. ¿Recordáis la primera vez que hicisteis uno? Los bizcochos son los dulces caseros que más hacemos pero si quieres ahorrar tiempo y asegurarte un resultado perfecto puedes usar preparados para bizcochos y dulces que nos simplifican mucho el trabajo. ¿Queréis conocer los mejores?

¿Qué tipo de preparados podemos utilizar?

Los maestros pasteleros y las marcas especializadas en crear los mejores productos preparados y mezclas para el trabajo con dulces, han llegado a elaborar productos muy versátiles que nos hacen la vida más fácil. Así, algunos de los preparados que podemos encontrarnos incluyen:

  • Preparado para muffins: Los muffins siempre son una buena idea para desayunar o merendar. Están deliciosos y aceptan un montón de sabores distintos.
  • Preparado para bizcochos: Muchos tipos disponibles, como el bizcocho de frutas, equilibrado y de gran sabor, bizchocho de vainila, de zanahoria o el clásico bizcocho de chocolate.
  • Preparado para Red Velvet: Una de las mejores tartas que podemos preparar, la cual gusta de forma absoluta y sin posibilidad de error. En cuanto vemos su intenso color solo pensamos en comernos una porción.
  • Otros preparados: Las posibilidades son enormes, como preparado para galletas, glasa real, crema pastelera, tarta de zanahoria, ganache de chocolate, gofres, macarons, brownies o incluso roscón de reyes si se acerca la Navidad.

¿Cómo usar el preparado para bizcocho?

Con los preparados, uno de los aspectos positivos que tenemos en cuenta es que no requieren tanto trabajo ni experiencia como si hacemos dulces de una forma más tradicional. Por ello nos podemos concentrar en disfrutar del proceso y preocuparnos menos por el resultado, ya que este será bueno.

En el caso del preparado de bizcocho, es uno de los más sencillos y una buena forma de comenzar a quitarnos le miedo a la cocina y a la repostería. Tenemos que comenzar precalentando el horno a 175 º C. Después hacemos la mezcla, en la cual pondremos el preparado, huevos y agua. Engrasaremos el molde que vayamos a introducir en el horno y batiremos durante un periodo de diez minutos. Cuando la mezcla ya esté en un buen punto la pondremos en el molde y hornearemos. El periodo de tiempo necesario es de alrededor 40 minutos.

¿Qué beneficios tiene el uso de preparados de repostería?

Podemos pensar, de forma errónea, que el único beneficio que tiene el uso de un preparado de repostería se encuentra en que nos ayuda a ahorrar tiempo. Pero lo cierto es que aportan otra serie de ventajas:

  • Las tartas se elevan deforma uniforme y se reducen al máximo las posibilidades de que se produzca un hundimiento cuando ya está lista.
  • Ganan en firmeza. Los dulces que preparemos con los preparados ganarán en firmeza y nos ofrecerán un mayor nivel de estabilidad. Cuando hagamos el cortado de las porciones nos podremos fijar en que no se produce ningún tipo de desmoronamiento.
  • Fomentan la creatividad. Al simplificar el proceso de preparación tenemos más tranquilidad y eso nos permite improvisar y usar nuestra creatividad al máximo. En la repostería es algo crucial.

¿Con qué ingredientes están elaborados los preparados?

Aunque el tipo de preparado influye en el tipo de ingredientes que se utilizan en su composición, hay una serie de elementos que suelen estar presentes. Por ejemplo, azúcar, harina de trigo, aceite…