Item(s)
  • Subtotal
  • Gastos de Envío
  • Total

Termómetros

Termómetros de cocina digitales, para horno, para bundt...

Termómetros cocina / Repostería

La repostería es un arte. Un arte para el cual se necesitan dos cosas: talento como reposteros y unas buenas herramientas que nos ayuden a materializar todo aquello que tenemos en nuestra cabeza. Nosotros no podemos ayudaros en la búsqueda de vuestro talento oculto, siendo esto algo que tenéis que cubrir por vuestra cuenta, pero sí que podemos poner a vuestra disposición los mejores utensilios básicos de repostería, destacando entre ellas los termómetros cocina / repostería que podréis utilizar con total confianza.

 

Un termómetro para cada momento

Una de las cosas más bonitas de la repostería no solo es disfrutar de los dulces y compartirlos con nuestros seres queridos, sino la preparación. Todo el proceso de preparado de las tartas, bizcochos y cualquier tipo de pastel es realmente gratificante para quien está trabajando en ello. Porque mientras preparamos un pastel no podemos dejar de pensar en las sonrisas que tendrán las personas que se lo comerán y con las que lo compartiremos. Al fin y al cabo, una tarta es algo que es capaz de hacer que cualquier persona sonría, hasta quienes no se encuentran del todo felices. Y para que la preparación de estos pasteles sea perfecta contamos con un abanico de termómetros que os encantarán, dado que cada uno se utiliza en un momento, contexto y situación.

Tenemos un termómetro digital con sonda que nos permitirá medir la temperatura de forma eficaz de líquidos, cremas e incluso del chocolate en su proceso de atemperado. Este tipo de termómetro es capaz de resistir temperaturas de hasta 300 grados, así que no vais a tener ningún tipo de problema con él, aportando además un alto nivel de precisión. De la misma calidad es el termómetro para azúcar de la marca Städter, que es capaz de medir hasta 200 grados como máximo y que resulta una herramienta indispensable si tenemos costumbre de medir la temperatura cuando preparamos bombones, otro tipo de chocolate o trabajamos con azúcar caliente. De la misma marca recomendamos el termómetro digital de acero inoxidable, con el cual mediremos fácilmente la temperatura hasta la misma capacidad, pero con la particularidad de que se incluye una gran pantalla que nos indica con claridad los grados a los que se encuentra el preparado que estamos haciendo.

 

Los modelos de termómetro más avanzados

La repostería avanza a pasos de gigante en cuanto a las técnicas de preparación porque también se mejoran las herramientas utilizadas. Esto lo podemos ver fácilmente con la disponibilidad del termómetro de infrarrojos, con el cual se pueden medir temperaturas bajas de menos 50 grados y máximas de hasta 280 grados. Funciona sin ningún tipo de contacto directo siempre y cuando mantengamos una distancia de 35 centímetros. La velocidad de medición es enorme, dado que solo necesitamos un segundo para conseguir el resultado y esto será algo muy práctico, porque luego no tendremos que limpiar el termómetro. Es un modelo muy fácil de usar y con el cual solo hay que tener unos detalles en cuenta a la hora de usarlo, como que dispone de tres sistemas de medición dependiendo de, si por ejemplo, queremos ver el resultado en grados centígrados o grados Fahrenheit.

 

Otros de los mejores termómetros con los que podéis contar son el termómetro digital, que resulta muy práctico y versátil por su pequeño tamaño y facilidad de uso, o el termómetro de azúcar Ibili. Nosotros en My Karamelli solo trabajamos con las mejores marcas y nos aseguramos de que todos los productos que ponemos a vuestra disposición son de la máxima eficacia posible. De ahí que sepamos que confiando en cualquiera de los termómetros disponibles vais a quedar ampliamente satisfechos.