Item(s)
  • Subtotal
  • Gastos de Envío
  • Total

Moldes Chocolate Policarbonato

Moldes Chocolate Policarbonato

Los moldes de policarbonato son la opción más profesional para hacer bombones de chocolate

Moldes de Policarbonato para Chocolates y Bombones

Los moldes de policarbonato son los favoritos de los profesionales chocolateros. En esta sección encontrarás muchos diseños distintos para hacer bellos y deliciosos bombones.

¿Por qué invertir en moldes de policarbonato para bombones? Los moldes de policarbonato tienen un precio más elevado que los moldes de silicona o PVC pero aun así merece la pena comprar moldes de policarbonato por varios motivos:

  • Los bombones hechos en moldes de policarbonato tienen un brillo muy superior a los bombones hechos en moldes de otro material.
  • Su durabilidad es superior a la de otros materiales, son moldes que nos durarán muchísimo tiempo y mantendrán su forma uso tras uso.
  • Son fáciles de usar y sencillos de desmoldar.

Para que los moldes de policarbonato nos duren mucho tiempo es necesario cuidarlos adecuadamente, hay que lavarlos con una esponja suave, secarlos y guardarlos. Su mantenimiento es importante porque si, cuando vayamos a utilizar el molde, este está rayado y/o manchado el bombón “copiará” el estado el molde.

Cómo hacer bombones rellenos en los moldes de policarbonato:

Para conseguir unos bombones con un brillo espectacular es imprescindible atemperar el chocolate. Para atemperar el chocolate el punto de fundido debe estar entre unos 40  y  45  grados y, luego, hay que enfriarlo hasta los 28- 30 grados. Para atemperar correctamente el chocolate es necesario utilizar un termómetro (mejor si es digital).

Una vez que hayamos atemperado el chocolate lo vertemos dentro de las cavidades del molde (perfectamente limpio y seco) hasta llenarlas por completo. Seguidamente golpeamos el molde suavemente sobre una superficie para facilitar que las posibles burbujas de aire que hayan quedado dentro del chocolate salgan al exterior.

Damos la vuelta al molde y vaciamos el exceso de chocolate dentro de un recipiente. Con una espátula retiramos el exceso de chocolate del molde y dejamos enfriar boca abajo sobre una rejilla enfriadora para que las cavidades del molde terminen de eliminar el exceso de chocolate.

Dejamos unos minutos y pasamos el molde al frigorífico para que termine de enfriar. Una vez fríos los podemos rellenar con lo que más nos guste, chocolate blanco, dulce de leche, praliné de avellana. Es importante no rellenar los bombones hasta el mismo borde para luego poderlos tapar.

Vertemos más chocolate sobre los bombones rellenos y retiramos el exceso con una espátula para que el chocolate se quede sólo dentro de las cavidades.

Volvemos a meter el molde en la nevera para que endurezca el chocolate y desmoldamos sobre una superficie. Para desmoldar los bombones facilmente es importante fijarnos en que el chocolate se haya despegado completamente del molde de policarbonato.